Antonio Rodríguez Bernal, 1962, Rota (Cádiz).

Artesano, docente e investigador de la cestería de palmito, comienza a trabajar el palmito en el año 1984 de manos de su abuelo paterno Domingo Rodríguez “El Bornicho”, con el cual adquiere todos los conocimientos indispensables de este oficio ancestral.

El continuo trabajo con la palma le ha hecho evolucionar y ampliar sus conocimientos de forma autodidacta. Centra su trabajo en perfeccionar acabados, adquirir nuevas técnicas y dar más contemporaneidad a la palma con nuevos diseños.

También le ha enriquecido mucho el contacto con otros artesanos, los que trabajan la palma y que le han dado la posibilidad de recuperar piezas y técnicas tradicionales, y los que trabajan fibras diferentes como el mimbre, el junco, la corteza de castaño, etc. lo cual le ha dado la posibilidad de trasladar a la palma técnicas antes no utilizadas con esta fibra.